31 ago. 2012

Se acabó lo bueno

Pues eso, que todos los esquimales estáis de enhorabuena.
Toda esta semana se apreciaba un descenso moderado de las temperaturas, que se ha hecho obstensible desde la noche de ayer.
Con esto, salvo el veranillo de San Miguel o similares, creo que podemos ir diciendo adios al rico verano y algunos llorándolo y deseando ya que llegue la primavera de 2013.

27 jun. 2012

Al rico calorcito tengo... oiga

Esta es la temperatura que marcaba mi coche ayer a las 21:00 horas:




En este caso coincidiré en que un poco elevada para la hora que era.
A las 22:00 salí con la bici y la verdad es que bajó poco, y sobre las 0:00 que regresé seguía habiendo unos treinta y tantos grados.


Y ésta es la temeperatura que marcaba hoy a las 9:00 horas, algo inferior aunque ya bastante altilla para la hora que era:





Así que menos quejaros, que dentro de nada tendréis vuestro maldito frío para que se os congelen hasta las orejas.

Un respiro

Después de que ayer casi me convierto en una especie de pasta sebosa debido al sofocante calor y de que esta noche no he pegado ojo, esta mañana me he levantado con la cara sonriente (aún con ojeras) al ver que el cielo estaba nublado. Se puso a llover de forma intermitente y la temperatura era de 21,5º.
Parece que la madre naturaleza ha decidido darnos una pequeña tregua y dejarnos hacer una vida más normal.
Como todo lo bueno, esto durará muy poco, así que voy a atesorar estos momentos como si fueran oro y disfrutar lo que buenamente pueda.

Si pensáis que exagero cuando he dicho que no he pegado ojo, aquí os dejo una foto que hice ayer por la noche en la terraza de mi piso a las 23:50h


Efectivamente, lo que ves es cierto. El termómetro por infrarrojos marcaba una temperatura de 36,5º
Los materiales de la terraza absorben el calor que da gusto y aunque por la noche refresque un poco, la terraza sigue irradiando calor varias horas, así que es como tener una estufa justo en frente de las ventanas del salón y el dormitorio, eso sin contar que vivo en un ático y el techo es como la plancha de una cocina industrial.